Decoración con espejos. Tips para decorar tu casa a base de reflejos

No descubrimos nada si decimos que los espejos hacen la vida más fácil a los decoradores. Grandes cadenas como IKEA se  encargan de distribuirlos como importante elemento decorativo y los interioristas lo utilizan mucho porque dan amplitud a los espacios cerrados.

Sin embargo, hay un código de reglas o consideraciones que habría que seguir para que decorar con los espejos logre el efecto que se busca.

Es importante saber que el tamaño de los espejos debe estar en función de los muebles más próximos. Aproximadamente debería cubrir las dos terceras partes de la mesa o aparador más cercano. Además debemos tener solo un espejo por habitación y hacer todo lo posible porque dos o más espejos no se reflejen entre sí.

No basta cualquier lugar para colocarlo. Debemos saber que el espejo debe convertirse en el punto de atención de todas las miradas. Es por ello que no debemos colocar espejos en ángulos muertos o en sitios donde devuelvan imágenes que afeen.

Los espejos y sus marcos no deben ir enmarcados por igual. Lo importante es que combinen bien entre sí. Un ejemplo de un buen uso de los espejos a modo decorativo es cuando situamos un espejo logrando la sensación de ser ventanas abiertas o puertas que se abren hasta crear espacios más amplios y luminosos.

Decorar con plantas el interior de una vivienda

Las plantas y los elementos vegetales son opciones que, a ser posible, no deben faltar nunca en la decoración interior de una vivienda. Para decorar con plantas el interior de una vivienda no es necesario que la vivienda sea excesivamente grande pero sí se requiere que la casa sea lo bastante iluminada.

A la hora de decorar con plantas es importante también tener en cuenta que hay que primar la limpieza. Las plantas y su proceso de mantenimiento puede provocar mucha suciedad al tiempo que atraer a pequeños insectos e invertebrados. Por esta razón, la limpieza, la higiene y la desinfección resultan claves. Y mucho cuidado también si hay mascotas en casa, para que no acaben con las plantas.

En cuanto a los aspectos positivos de las plantas como elementos de decoración, sus
colores vivos ofrecen alegría y sensación de bienestar
y tranquilidad, transmiten mucha vida y convierten el ambiente en estancias mucho más agradables y con mejor aroma.

Os mostramos a continuación algunas ideas para decorar con plantas el interior de una vivienda.

Grandes ideas de decoración con poco dinero

La decoración de interiores es una disciplina bastante compleja. No se trata únicamente de elegir qué elementos decorativos van a situarse en las diferentes estancias de la casa, sino que es el interiorismo es un proceso que requiere de muchos más elementos a estudiar, cómo seleccionar elementos que a la vez sean funcionales y estéticos, dotar a las diferentes estancias de la vivienda de un aire particular pero que al tiempo combinen entre sí para ofrecer un estilo característico de la vivienda al completa, elegir bien los materiales, elementos y estilos decorativos para que el confort y la habitabilidad estén cubiertos, etc.

Todo esto, en cualquier caso, se puede conseguir sin necesidad de tener que invertir mucho dinero. La idea que os proponemos a continuación es esa misma, indicaros algunas ideas para decorar la vivienda sin necesidad de tener que invertir grandes sumas de dinero.

El uso de flores y libros

Como si fuera un Sant Jordi, el día del Patrón de Cataluña en el que se regalan flores y libros, son estos dos elementos los que pueden ofrecer un toque diferente a la decoración de un hogar. En el caso de las flores, dan un toque natural y bello a cualquier estancia de la casa, no es neceasrio adquirir flores especiales, sino que basta con flores de jardín. Las plantas y flores naturales siempre son mejor opción que las de plástico, pero requieren de mayores cuidados, si eres una de esas personas que no presta mucha atención a estos detalles, opta mejor por el plástico.

Claves para conseguir una decoración zen en la vivienda

El concepto zen proviene de una corriente del budismo que evoca al equilibrio y a la armonía. Se trata de un concepto o una disciplina que puede trasladarse al ámbito de la decoración. La decoración zen es una práctica muy común y es utilizada por muchas personas en sus hogares.

La filosofía zen en cuanto a decoración se practica fundamentalmente en el salón y las habitaciones, que son las estancias de la vivienda más dedicadas al descanso y al relax. Adoptar elementos estéticos persiguiendo un ambiente zen no significa transformar el salón en un templo budista, sino que basta con unos simples retoques. A continuación os mostramos algunos consejos básicos.

Materiales naturales y apuesta por la sencillez

Pensar en filosofía zen es pensar en imágenes de sencillez, pureza y vacío. Esta filosofía tiene como objetivo crear armonía a partir de la sobriedad. La sobriedad, no obstante, no es sinónimo de austeridad. En una casa con decoración zen han de existir espacios abiertos y despejados y utilizar materiales naturales: algodón, lino, lana, sisal… El efecto de la decoración debe ser relajante y no deprimente.

Muebles bajos y líneas sencillas

El estilo zen en decoración busca acercarse al suelo. No son recomendables los muebles que sobrepasen la altura de los ojos. En Occidente apenas hacemos vida en el suelo pero en Asia, que es donde está más presente la filosofía zen, es habitual comer en mesas bajas y sentarse en cojines en el suelo.

Ideas para decorar tu recibidor

En ocasiones, cuando se decora una vivienda, hay algunos espacios a los que se le presta menos atención de la que se debiera. Uno de estos espacios es el recibidor. Muchas personas no dan importancia a esta zona del hogar, quizás es porque es la que menos ven, ya que normalmente sólo caemos en ella cuando entramos y salimos de casa.

Es un grave error pensar así. Cualquier persona que visite la vivienda o llame al timbre, lo primero que ve es el recibidor, y si no está arreglado o en buenas condiciones, posiblemente se lleven una mala impresión de los anfitriones, y lo que es peor, pensarán que la decoración del resto de la vivienda está en condiciones similares, aunque no sea así.

El recibidor es por tanto una carta de presentación personal, hay que intentar tenerlo lo más visible y mejor decorado posible, que sea un reflejo del ambiente que ofrece la vivienda y de la propia personalidad de las personas que en ella habitan.

El recibidor no es sólo lo primero que se ve de una vivienda, sino también lo último, por lo que si deseamos que las visitas se lleven buena impresión de la casa, es necesario tenerlo siempre en perfecto estado.

Año nuevo, decoración nueva

Cuando llega el fin de cada año, todos nos marcamos nuevos propósitos para el año venidero. Los más habituales suelen ser dejar de fumar, perder esos kilos de más ganados en navidades, apuntarse al gimnasio…muchos de ellos suelen ir encaminados a introducirse en hábitos saludables de vida.

En el año 2012, la revista Time publicaba los diez propósitos que con más frecuencia se incumplen, además de los mencionados, se encuentran otros como: comer sano y mantener una dieta equilibrada, saldar las deudas y ahorrar, pasar más tiempo con la familia, viajar y ver lugares nuevos, estar sometidos a menos estrés y unirse a algún voluntariado.

Sin embargo, según un estudio del psicólogo Richard Wiseman, sólo el 12% de las personas consigue cumplir sus propósitos de nuevo año. Los hombres tienen más éxito cuando se unen a otros hombres o cuando se centran en la recompensa que supone alcanzar el objetivo. Por su parte, las mujeres lo tienen más fácil a la hora de alcanzar propósitos cuando hablan de ellos con amigos o familiares.

En esta ocasión os proponemos nuevas formas de decoración para el nuevo año. Aún estamos a mediados del mes de febrero, por lo que podemos ir dando pasos para dar ese nuevo aire a la vivienda que nos ayude a sentirnos más cómodos y darle un toque diferente a la casa.